¿Cómo cuidar la cerámica?

La mayoría de las piezas están esmaltadas al 100% algunos esmaltes son mate y otros brillante. Los colores brillantes son muy sencillos de lavar, mientras que los mate pueden necesitar mayor detalle y pueden ser rayados con mayor facilidad, todas las piezas pueden lavarse de manera regular, con agua y jabón. 

Las piezas Noralí que están hechas con pasta a baja temperatura tienen poca resistencia al shock térmico, por lo que no son aptas al microondas, horno menos de 160º  o al fuego directo. Recomiendo cuidar los cambios extremos de temperatura si vas a meterlos al refrigerador.

Mientras que las que están hechas con pasta gres ( alta temperatura ) tienen resistencia al shock térmico, por lo que son aptas al microondas u horno menos de 160º.

Algunas piezas tienen lustre de oro y no son aptas al microondas.

Recomendaciones generales

La mayoría de las piezas tienen un área que está destinada a su posicionamiento dentro del horno, por lo que dicha área en la parte posterior/ abajo no estará esmaltada.

Esto es encontrado en las bases de las tazas, platos, floreros, entre otros. La cerámica sin esmaltar se puede lavar periódicamente con bicarbonato y es completamente seguro.